CARTA DE BIENVENIDA PARA UN ALUMNO DE NUEVO INGRESO (verano 2005)… La experiencia de los iniciados.
 

Hola, vas a decir que atrevimiento el mío, pero el día de ayer me dieron la buena noticia y me nació darte la bienvenida:

 

Así que ya eres parte de esta élite de afortunados que logran asegurarse un lugar en la máxima casa de estudios, bienvenido a la comunidad puma, me dio mucho gusto por tu familia pero sobre todo por ti, porque has iniciado una etapa en tu vida ni más ni menos aprobando un examen de admisión en la UNAM, menuda hazaña joven amigo, no cualquiera lo logra y has de saber que conozco personas para las que resulta un verdadero viacrucis la admisión a nuestra querida universidad, ya salvaste un obstáculo pero ahora viene lo mejor, vas a demostrar de que estás hecho, primero que nada debes saber que pese a lo que todo el mundo te diga, la UNAM es la mejor universidad de Latinoamérica y la única universidad de México, reconocida internacionalmente, nos hemos ganado el prestigio de ser junto con el Poli la primera institución de investigación de este país, pero no sólo eso, contamos con fuentes de investigación originales y de primera mano,  te vas a dar cuenta de que en las universidades privadas estudian con la bibliografía de un autor que da clases en tu aula, así nada más es el beneficio que te has ganado acreditando el temido examen de admisión a mi querida universidad.

 

Ahora que ya estás dentro, sabes que no es cualquier cosa haber sido admitido, sabes que la universidad no es un derecho de todos, sino un privilegio que hay que ganarse, y que no a todos les corresponde, y te vas a encontrar de todo, personas que se van a volar las clases para irse a asolear como lagartijas o hacer cualquier tipo de actividades, porque además la oferta de ocio en la universidad es infinita, es ahí donde vas a probarte a ti mismo, y te vas a dar cuenta que si entrar a la universidad fue difícil, salir como se debe de ella es una labor titánica, y si son pocos los que entran, son todavía menos los que salen.

 

La universidad te va a dar mucho más que tu carrera, con el tiempo te vas a dar cuenta que el profesional lo haces tú y no la escuela, el profesional que quieras ser es mérito tuyo, la universidad te dará criterio, experiencias, alegría, sufrimiento, amigos, emociones y sí, la carrera nunca es fácil, pero al final, la recompensa será abundante, te darás cuenta de que ningún precio es demasiado alto cuando vives la experiencia del éxito, cuando te miras al espejo y sientes la adrenalina de quien está viendo a un ganador de frente, eso es la universidad.

 

Sin duda salen buenos profesionales de otras escuelas, pero los mejores tienen siempre el sello de la UNAM, lo cierto es que aquellos que tienen verdadera vocación y ejercen su profesión son siempre los mejores y sabes por qué?, es muy simple, en las escuelas particulares todo es reducido, y las personas que pagan colegiatura son siempre del mismo estrato sociocultural; en la universidad no pasa lo mismo, el concepto de universalidad se respira en los salones, te vas a sentar con alguien que llega con chofer y haciendo gala de su exceso de lana y del otro lado alguien que llegó sin desayunar y con el dinero del pasaje contado, y lo mejor es que todos conviven en el mismo ambiente, acuden a los mismos eventos y estudian de los mismos libros, conoces a las personas como son, no hay chance de armar una pantalla falsa sin quedar en ridículo, eso te da criterio, elementos que nutren tu mente y tu inteligencia.

 

Hay quien dice que también salen de la universidad a conducir taxis, y sabes? Incluso quienes salen para no ejercer la carrera, tienen la experiencia de haber vivido las aulas universitarias, el ambiente, las personas; salen con un criterio que les abre puertas y les crea caminos, con un dejo de intelectuales de contenido legítimo. Así es la universidad.

 

Y te vas a encontrar con grupos de difícill acceso, pero si quieres disfrutar de la universidad no te encierres en grupitos, procura hablarles a todos, va a ser inevitable que tengas un círculo de amigos recurrentes, pero no te cierres, ni temas desplantes y groserías, esos ya están dados, no olvides que vives en México, sin embargo, las personas inteligentes, abiertas y de buen criterio atraen como imanes a los demás, tú camina con la seguridad de quien eres y verás como todo va tomando su propio cauce. 

 

La UNAM es una universidad de masas, y esa es una invitación a conocerte a ti mismo, a formar tu propia identidad sobre las tablas del autoconocimiento; verás, en ambientes reducidos, todo el mundo te conoce, te reconoce y te dice cómo eres y qué esperan de ti (en la prepa mi generación era de 60 chicas), pero en la UNAM hay tantas personas con formas de pensamiento únicas, tan diferentes que hacerse de una identidad dentro de la comunidad es algo que se trabaja todos los días, los fracasos no te marcan, ni  los éxitos tampoco, sólo eres tu creando tus ambientes, tu ritmo de estudio, tu sistema social…a ti mismo.

 

Por favor no te pierdas la maravillosa experiencia de vivir un concierto en la sala Nezahualcóytl, a veces volarse las clases no es tan malo, si te dan ganas de ir a echarle porras a los pumas en el legendario estadio olímpico, vé, te vas a dar cuenta de que hay clases que no valen la hora de tu vida que inviertes en ellas y te van a dar ganas de ir a desayunar a la cafetería de Arquitectura, un consejo: hazlo, hay muchas cafeterías y comedores pero la de arquitectura es famosa, la comida es buena en Filosofía (aguas con el tufo de mariguana) y las bagetts de psicología también valen la pena, pero visítalas todas, digo tiempo te va a sobrar, igual habrán clases que quisieras que nunca terminaran y maestros que te van a mandar súper iluminado a tu casa, cualquier número de actividades te vas a encontrar, desde los que se reúnen en ludotecas a competir en juegos de roles, hasta torneos de ajedrez, concursos internacionales de debates y las ferias de ciencias, los aparatos súper modernos de la facultad de medicina, el arte de Siqueiros en los murales de CU hacen del ambiente un nivel al que definitivamente no cualquiera tiene acceso,  el CELE, es básico, para titularte necesitas ser bilingüe, vas a conocer “n” cantidad de personas, igual hay actividades extraoficiales, las borracheras en el estacionamiento, las kekas del ajusco, los reips en algún lugar alejado (esas son más heavys, pero confiamos en tu buen criterio), el frío del invierno universitario es peculiar, de repente los vas a ver a todos vestidos con chamarras que les doblan el volumen, la primavera en las islas de derecho también va a ser notable ;), los de auxilio UNAM son de chocolate pero andan cazando chavitos con cerveza y en parejas, (no te preocupes se venden con una chela), la universidad es mágica. 

 

En fin, no era mi intención extenderme tanto, pero a mi el choro se me da natural, la intención es felicitarte de corazón y decirte que disfrutes tu momento, es tuyo, te lo ganaste, y prepárate para iniciar esta nueva etapa que aunque pinta incierta la promesa es estimulante, la universidad te dará entrañables amigos, prestigio profesional, experiencias inolvidables, la oportunidad de ganarte la vida haciendo lo que más te gusta, en suma vas a vivir el profundo orgullo de tener un corazón azul y oro.

 

MUCHAS FELICIDADES UNIVERSITARIO!!!