Category: Ensayos


Cultura Mestiza en construcción

Cultura mestiza en construcción.

Formémonos una patria a toda costa y todo lo demás será tolerable.

 

SIMÓN BOLÍVAR.

Del latín colere, cultura significa cultivar. Al igual que cultum, agricultura, el verbo cultus se refiere a la cualidad que tiene la tierra para ser cultivada. Por analogía cultura implica la cualidad de ser fértil.

A las costumbres, ideologías, técnicas y tradiciones integradas al sistema económico, religioso, político y social que generan a su vez una estructura conocida como civilización le aplicamos la alegoría del cultivo y por esa razón le llamamos cultura.

En este contexto alegórico, la cultura debería ser un acto deliberado de construir a partir del conocimiento y de los impulsos afectivos propios de la especie humana que en el terreno fértil de su diferenciación e integración serían divulgadas y heredadas por generaciones dando existencia a la cultura.

Sin embargo, los actos deliberados son cuestionables para el homo sapiens cuyo instinto cuando no se bloquea, compite con su habilidad de coleccionar información y de razonar con ella. En principio deliberar implica la capacidad de considerar a voluntad, pero la condición de libertad que debería  ser básica en este ejercicio no se da necesariamente, tanto, que todo  lo que genera la humanidad (tecnología, ciencia, economía, filosofía y religión), se desarrolla dentro de nuestros límites biológicos (alimentación, placer, apareamiento, salud, muerte, etc.) como de nuestros límites políticos, es decir lo que está permitido hacer. Lamentablemente quienes se atreven e ignoran la prohibición enfrentan tortuosos castigos e incluso la muerte y mucho de lo que hacen se pierde.

De lo que resulta que la cultura, no se ha construido sobre un ánimo de experimentar libremente la existencia, sino sobre la necesidad de sobrevivir para sostenerla, y de la supervivencia se derivó la ventaja que da el dominio mediante la imposición de la fuerza dando margen al uso y abuso del poder, terreno fértil para las dictaduras.

Así, se engaña a los sometidos haciéndoles creer que ese sistema también les beneficia, intercambiando la posibilidad de libertad por seguridad y para ello se elabora una estructura de mentiras muy compleja, por lo regular maniquea, con instituciones, ideologías, escuelas y todo.

Este hecho no ha pasado inadvertido para muchos científicos y filósofos que observan que la cultura ocurrió por defecto, uno de ellos, Tomas Hobbes, en su Leviatán explica porqué es el hombre el depredador de su propia especie y cómo todo lo que se produce está influido por este hecho, o Wilhelm Reich que incluso declara que la cultura humana todavía no existe.

Suena radical pero es un hecho al menos, que al ser inconscientes de las influencias que cargamos no podemos aspirar ni remotamente a ejercer la libertad y que efectivamente todo lo que se ha creado y se nos permite conocer está limitado y que la cultura fue construida no como un acto deliberado sino casi por accidente.

Y ese “casi” permite un margen para quienes se atreven y han ido más allá de los límites y de las influencias dejando un legado de ciencia, arte y conocimiento que siendo prohibido es auténtico y noble y que reivindica y aún justifica la grandeza de nuestra especie.

La historia de la humanidad es una larga cadena de abusos, crímenes y tortura ejercido por el ser humano en contra de sus iguales, y México no es la excepción. La transculturización que emerge de la mezcla de razas: indígena, africana y europea derivada de la colonización española en América dio como resultado la combinación de sus respectivas costumbres, dando lugar a una pseudo cultura que comprende la diferenciación de cada uno pero sin llegar a integrarlo en algo funcional y renovado; por esa interrupción decimos que la mestiza es un aborto de cultura o como diría Reich, no existe.

México ocurre por accidente, su independencia, su revolución, sus guerrillas, etc.  Son el producto de la confusión cultural y la falta de identidad como nación. El mestizo es hijo de la violación y  el caos generado por la dolorosa sensación de no pertenecer ni a un grupo ni a otro, es decir de ser “ninguno”, se manifiesta en cada cosa que hace.

Admiramos la cultura indígena pero no la integramos es decir no nos sentimos parte de ella y peor todavía excluimos a nuestros hermanos indígenas. Tenemos una ambivalencia de admiración-odio hacia los españoles, nuevamente sin integrarlo más allá de los apellidos y artes coloniales.

Por si eso fuera poco, la publicidad nos influye y permea nuestra cotidianidad robándonos nuestra identidad y aportando todavía más confusión con la introducción de ideologías extranjeras. Porque como dice Don Draper, el consumidor no sólo compra el producto, también el formato. Y siempre hay alguien diciéndonos qué se supone que somos y cómo se supone que debemos serlo, etc.

La cuestión es decidir con libertad quiénes somos primero como personas y luego como grupo, pero levantarlo sobre la base de la certeza de que somos nosotros quienes elegimos, no un líder religioso, ni los dirigentes del partido, ni un antropólogo, ni las series de tv.

Actualmente, no existen las razas puras, en todo el planeta, sin importar la apariencia étnica, somos todos mestizos, en realidad todos los pueblos del mundo soportamos tiranías y tenemos nudos existenciales que resolver, experimentamos los mismos movimientos afectivos y tenemos que resolver nuestros propios dilemas sean morales, espirituales o políticos; negar esas similitudes es caer en el fascismo, en un espíritu de soberbia que, diría Reich, ostentan los patrioteros de mierda que matan en el que es diferente sus propias deficiencias.

Hay que enfrentar esa tremenda pero maravillosa responsabilidad, porque nadie tiene derecho a decirnos cómo somos o lo que debemos ser, a dictaminar  qué rumbo debe o no tomar nuestra creación. Somos los únicos con derecho a determinar quiénes somos. Biológica y culturalmente somos mestizos y me enorgullezco de ser producto intelectual y físico de todas las culturas, razas y naciones.

Reconocer que en nuestras similitudes está la unión y en nuestras diferencias la riqueza para construir la unidad donde reside nuestra fuerza, es sólo el principio para dar impulso a la evolución social que nos permitirá organizarnos superando la necesidad de declinar nuestro poder a la iglesia, a los partidos políticos, al Estado o a los sindicatos que lo único que nos ofrecen es la promesa de seguridad, protegernos de otras instituciones iguales pero amenazadoras, que por cierto se integran de personas como tu y como yo.

Hacernos el propósito de construir una cultura mestiza que no globalizada, sobre las bases del amor, el trabajo y el conocimiento que no tienen patria, no limitan con fronteras ni uniformes, que no repare en la distancia que abren las diferencias sino en la esencia que nos integra como especie, que le dé más valor a los recursos que al dinero, a la libertad que a la seguridad que ofrece el Estado, al amor legítimo que a las actas de matrimonio, al contenido que a la forma, es la roca sobre la que se alzará la evolución de nuestra especie y que nos llevará al primer hecho evidente: que no tenemos porqué tener miedo entre nosotros, que no nos dividimos en buenos y malos, que las asociaciones de psicópatas sin método podría ser un buen trabajo de publicidad para convencernos de que necesitamos ser protegidos, que todos somos víctimas de nuestras propias decisiones y que por filiación espiritual tenemos el derecho universal de amarnos entre nosotros y de llamarnos hermanos.

Así como la gastronomía, la universidad y el arte, promovamos el mestizaje como un concepto de cultura diferenciado e integrado, que le aporte sentido y complejidad al mundo que inspire una unión inteligente no globalizada sino equitativa, ofreciendo valores que sean internacionales, funcionales para todos y que conviertan la creatividad del mestizaje mexicano en patrimonio de la humanidad.

La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino.

SIMÓN BOLÍVAR



Ser Mexicano

 

“En el ser mexicano está presente, aun después de muchas generaciones, el hecho de que se trata de un pueblo surgido de una violación.”

                                                                                                                                                             Octavio Paz.

 

Duro pero cierto, el resultado de la colisión entre indígenas e ibéricos fue una nueva raza que debió de reivindicar la devastación cultural de los indígenas anulados y vencidos y el abuso, la estupidez y la crueldad de los españoles conquistadores; sin embargo antes de lograr una conciliación, se recrudeció el antagonismo que aún carga y recicla la comunidad mestiza.

Así, la mezcla racial, que no cultural, tuvo que haber trabajado por una nueva cultura que incorporara ambas o bien una en exclusión de la otra, pero en lugar de eso se admitió un aborto cultural consistente en el miedo, la desconfianza y el resentimiento indígena por una parte, y el abuso, la crueldad y el desprecio español por la otra parte, aportando como cualidad propia del mestizaje la falta de identidad y la apatía por construirse una.

La debilidad de los gobernantes españoles (porque era bien sabido que el amante de la reina tenía las manos metidas en la administración de la NE), la conquista de Francia sobre España, y la intención criolla de obtener participación política, fueron las causas de un movimiento más bien improvisado, cuyas consignas loaban a la corona española (Fernando VII quien tomó el lugar del cornudo rey, justo antes de la invasión francesa) y una que otra idea tomada de los revolucionarios franceses. Es decir, la independencia fue un accidente, y aunque algunos historiadores digan que los criollos sí querían independizarse, a mi me parece que eso les importaba un rábano porque lo que sí tenemos bien documentado era el dolor criollo por haber nacido en América y no poder aspirar a ningún nicho de poder en la NE, o sea que no se sentían identificados con la colonia ni con sus habitantes (indígenas y mestizos), ni tenían planes elaborados por una independencia y su idea de igualdad social se limitaba al hecho de que si todos los hombres nacen iguales, es injusto que a los ibéricos se les den privilegios y a los españoles americanos se los nieguen.        

El acontecimiento de la independencia evidenció la actitud del mestizo ante las múltiples responsabilidades que implica la autodeterminación, así como la intención de abuso de los criollos y una vez más la anulación de la participación política indígena.

En concreto, el mestizo se enfrentó a una realidad existencial, no se concebía como individuo singular, despreciado por indígenas y por españoles criollos debido a la misma razón: era producto de una violación, un accidente consecuencia de la brutalidad, el efecto de un acto despreciable que no debió haber existido; por lo tanto no tenía identidad propia, nació siendo despreciado y debe optar entre el auto desprecio o fundar una nueva cultura, y el mestizo decidió: se detesta a sí mismo.

Por todas esas razones México jamás ha tenido un proyecto de nación, ni siquiera  ha tenido un proyecto de individuo, ni de cultura, y aún vive para lamentarlo. La falta de identidad nacional propició la independencia de Guatemala y la pérdida del territorio norte a favor de EU. La invasión del imperio francés atrajo la atención a que la causa de estas pérdidas era precisamente la falta de identidad. Siguieron dando palos de ciego, en su desesperación por ganarse al pueblo mexicano se condonaron impuestos y se facilitaron títulos de propiedad sobre terrenos incomunicados a costa de los más vulnerables, que le costó al gobierno enfrentamientos civiles y una división todavía más notable. La revolución fue más de lo mismo.

A esta fecha todavía se sufre a la nación desmembrada, las personas de ascendencia española se sienten orgullosos de su procedencia extranjera aunque sea de generaciones atrás, los indígenas aún son excluidos en su propia tierra y los mestizos todavía no se encuentran a sí mismos, el desprecio es recíproco entre estas comunidades y siguen atrapados en su “laberinto de soledad”.

El mexicano sigue pensando que es mejor esforzarse pero no arriesgarse, complacer antes que complementar, construir apariencias antes que contenidos, satisfacer el “qué dirán” antes que a su familia o a sí mismos, evadirse antes que resolver. Hicieron de aguantar la bota de alguien presionando su cuello un estilo de vida que llevan entre el rencor, el coraje y la tristeza; pero no desaprovechan la oportunidad de pisotear cuellos cuando pueden y ese es el legado que dejan a sus hijos y que se reproduce de generación en generación.

Al ser un pueblo surgido de la violación, para el mexicano existen dos tipos de personas: los chingones y los chingados; las relaciones humanas se resumen en el acto de chingar o de aguantar que lo chinguen. Envidian al chingón, y si pueden lo sabotean; desprecian al chingado y siempre se regodean en su tragedia; temen al que es cruel e indolente porque ese es un hijo de la chingada, pero se le someten porque chinga más que el resto. No se reconocen como miembros de una unidad y desconfían entre sí, estando divididos son caldo de abusos y manipulaciones en todos los ámbitos de su vida, desde la familia hasta la política. 

En consecuencia tenemos que lidiar con la esclavitud de una nación que en su caos permite cualquier abuso, un gobierno corrupto sujeto a intereses internacionales, una sociedad indolente, una educación deplorable, delincuencia organizada regulando a la par del gobierno y en complicidad con él, los mexicanos construyendo su identidad a partir del consumo, totalmente ciegos y frustrados pero muy orgullosos de ser mexicanos.

Hay que enfrentarlo, la independencia es un suceso que aún no ha ocurrido, no tenemos una cultura propia, celebramos la cultura indígena pero no sentimos respeto por los indígenas, mucho menos nos identificamos con ellos, tampoco con los peninsulares salvajes y crueles, vivimos cautivos de nuestra propia confusión, sin dirección y sin incentivos que no sean las ideas comerciales que compramos en tv.

Los festejos de 2010 son una confirmación a la efectividad de la vieja fórmula romana: pan y circo para mantener al pueblo distraído de sus necesidades, del manejo político y de sus propios potenciales, pan y circo para hacerles creer que son independientes, que celebren una nación inexistente, que olviden los sucesos de Tamaulipas y que le mientan la madre a quien pretenda aguarles la borrachera.

El día que nos descubramos a nosotros mismos, que descubramos quien somos y dirijamos nuestra propia voluntad hacia un objetivo concreto y real que incluya a todos, cuando nos organicemos como la unidad que somos y nos ayudemos sin sabotearnos, cuando sepamos con certeza qué lugar ocupamos dentro del proyecto llamado México y comprendamos nuestra verdadera importancia, cuando tomemos nuestras propias decisiones sobre qué y cómo ejercer nuestro potencial creativo, ese día datará nuestra independencia, y no es necesario hacer una revolución masiva, sólo tenemos que iniciar con nosotros mismos.

“Un pueblo sólo podrá levantarse culturalmente a través de la fuerza de voluntad de un individuo”

Henrik Ibsen.

Melina Aceves Ulibarri.

Bibliografía.

INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA DEL DERECHO MEXICANO. Margadant Guilermo. Esfinge, Naucalpan, Edo Mex, 1990. Capítulo IV.

MITOS Y FANTASÍAS DE LA CLASE MEDIA EN MÉXICO.  Careaga Gabriel. Cal y Arena. México D.F. 2004.

 

CARPE DIEM

Carpe Diem.

Vivir el presente…menuda tarea, dentro de la ciencia ancestral, este es uno de los fundamentos sin el cual, se hace imposible el avance evolutivo, y se dice fácil, pero es todo un tema de profunda sabiduría que me ha llevado a encontrarme y aún temerle a mi Ego.

Todo el mundo está familiarizado con el adagio “Vive el presente”, Julieta Venegas canta, que es lo único que tenemos, pero las consecuencias de no profundizar este sencillo pero contundente principio es perderse en la confusión que provoca el anhelo del futuro y la evocación del pasado, ambos ficciones de la mente, que al carecer de existencia en el presente, hacen que la vida, lo único valioso que poseemos, nos pase desapercibida. Dice verdad la Venegas, pero antes que ella Horacio recomendaba:

Carpe diem quam minimum credula postero

Aprovecha el día, no confíes en mañana

 

Y sin duda sabía lo que decía, ello porque el mañana, esa promesa que se dibuja en la mente, en la que depositamos la fe, la energía y nuestras ilusiones, simple y sencillamente no existe. Esto no es fácil de digerir…NO EXISTE!!!, y en todo caso se crea en el presente, luego, invertir en el futuro es una perversa mentira que nos tiene atrapados en el miedo a atrevernos a hacer, desear, construir nuestros sueños, porque hay un futuro que cuidar, que nos permitirá dedicarle tiempo a lo que queremos de verdad, y la cruel verdad es que el futuro no existe, ese tiempo, el cual podremos dedicarlo a nosotros mismos jamás llegará, porque el presente es lo único de lo que podemos dar cuenta.

Así, nos tienen como al conejo que vive corriendo detrás de una zanahoria amarrada a su cabeza, moviéndonos a favor de intereses que no son nuestros, para personas que jamás conoceremos, y esa promesa que siempre está un paso fuera de nuestro alcance nos seduce advirtiendo que la recompensa llegará en el futuro, pero no hay tal.

Soportamos relaciones destructivas, en trabajos que no nos gustan, a la sombra de un gobierno de idiotas, horas de estacionamiento en las avenidas, conversaciones vacías, con el alma inundada de confusión, paliando la necesidad espiritual en ocio nocivo, y todo porque tenemos fe en el futuro, y creemos (pobres ingenuos), que va a cambiar, y que el futuro va a ser mejor. Entérate de una vez, si no eres feliz AHORA, no lo vas a ser nunca, porque el futuro no existe, no está ahí, el presente es eterno, es lo único que existe.

Los oráculos  han sido mal entendidos, y su sabiduría se ha tergiversado, porque no revelan el futuro, que es una ficción que no existe, lo que revelan son tendencias, decisiones tomadas, intercambios de energía, causas y su natural desenlace en el PRESENTE, todo eso ocurre aunque no nos enteremos de momento, o más bien no lo queramos ver.

El futuro y el pasado nos tienen atrapados en situaciones presentes que nos distraen de lo que es realmente valioso, nos distrae el trabajo, la televisión, los impuestos, el estatus, la talla de la ropa, ser casado o soltero, el peso, la religión, el dinero, todos ellos accesorios a lo principal: la voluntad sobre el presente, la única causa que importa y que genera todas las demás, sea lo que sea.   

No lo crees?, observa tus conversaciones, vivimos especulando y temiendo el futuro o regodeándonos en nostalgia o resentimientos del pasado.

El pasado es una carga tan peligrosa como el futuro, la evocación de memorias, buenas o malas condicionan y anulan la renovación en el  presente; ya decían los mayas que el tiempo es cíclico, pero lo que no dijeron los arqueólogos que los interpretaron es que la espiral se debe a la repetición de memorias que no han sido superadas y que al recordarlas, se les repite y da existencia en el presente, y como el presente es el único tiempo que existe y es eterno, nos anclamos en recuerdos. Recordar es vivir, y en qué tiempo se vive?, pues en el presente, de lo cual resulta un estancamiento, en una memoria, que como tal ya no tiene razón de ser.

La única forma de trascender es superando las memorias y permitiendo el cambio verdadero en renovación, las memorias lo llenan todo, desde la unidad de conciencia más pequeña conocida como célula, hasta la mente inconciente que conecta con el universo. Las memorias se reproducen en proyectos, expectativas y condicionamientos que conocemos bajo el nombre de paradigmas, requisitos impuestos que prometen garantizar el bienestar del futuro… para morirse de risa.

Ejemplos…todos, el sistema está plagado de paradigmas: el matrimonio, el reconocimiento del Estado para ejercer una profesión (o sea los títulos universitarios), el éxito, el trabajo, el dinero como un fin y no como un medio, la política (tema que amerita un ensayo a parte), los parámetros de belleza, el respeto…y de ahí para arriba: la globalización, la calidad migratoria, la política exterior, la explotación ambiental, etc.

Todos estos sistemas te los venden como una evidencia del SER, “tener una carrera universitaria, para ser alguien”, un trabajo, una familia, una cuenta en el banco, una casa, una membresía, reconocimiento, porque si no lo tienes no eres nadie. Piénsalo, no tiene sentido, no necesitas nada de esto para ser, en cambio, necesitas SER, para manifestar todo eso, pero si ya eres… ¿para qué ibas a querer someter tu voluntad a este sistema neurótico?

Enfréntalo, este sistema demanda una inversión de tiempo, energía, dinero y vida, para qué?, para mantenernos distraídos de lo que sí es importante, es un hecho que de todo eso podemos prescindir para ser y estar felices, la gran pregunta es qué es lo que realmente quieres?, para empezar quién o qué eres?

Me da risa cuando preguntan cómo te visualizas dentro de diez años, ese es un ejercicio ocioso, observa lo que estás haciendo ahora y eso mismo estarás haciendo dentro de diez, veinte o treinta años, mientras no comiences a manifestar tu voluntad en el presente, siempre que no lo modifique una fuerza exterior (límite crítico, porque no hay plazo que no se cumpla), es una ley simple, se llama inercia (la primera de Newton), y se repite cada vez sin excepción.

Por todo eso es que hay que trascender y superar las memorias del pasado, con todo lo que implican: la soberbia, el miedo, la envidia, la inseguridad, el odio, la inhibición, etc. Todo eso te ancla y te impide empezar a vivir en serio.

No existen momentos vacíos, en este momento no sólo estás leyendo, se están regenerando tus células, estás creando redes neuronales, respiras, sientes, piensas, estás sacudiendo al universo entero cuando interpretas cada palabra que aquí se ha escrito.

La actitud de vivir intensamente cada instante, decidido o decidida a ser feliz, de afrontar la vida con optimismo y alegría, resuelt@ a levantar tu vida sobre el dominio de tu voluntad y de la de nadie más, conectando con la divinidad dentro de ti, amándote y amando a tu entorno, porque el entorno eres tú mism@, oponiendo el amor al miedo, conociéndote y defendiendo lo que eres: tu ideología, tu pasión, tu talento, tus sueños y tus proyectos, esa y no otra, es la única manera de vivir el presente.

Tu destino es ser feliz, y descubrirte en el camino, piénsalo, ¿cuándo quieres empezar?, aquí es un buen lugar y ahora es un buen momento, más bien el único.

                                                                                                            “¿Dónde estás?…Aquí

                                                                                                             ¿Qué hora es?…Ahora

                                                                                                             ¿Quién eres?…este momento.”

                                                                                                                                                     Dan Millman.

Con todo cariño y respeto…

MELINA ACEVES ULIBARRI.

Personalidades Trepadoras.

Personalidades Trepadoras.

 

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen, pierden el respeto.

 

Georg Christoph Lichtenberg

 

En materia empresarial, la dinámica del sistema suele ser por áreas, direcciones, gerencias o departamentos que se rigen por una estructura de jerarquías lineales. A mayor nivel, corresponde mayor responsabilidad y mayor poder de decisión, y regularmente existen formas metódicas de subir de nivel en dicha estructura, como exámenes de oposición, o análisis de desempeño y de resultados; sin embargo existe otra forma, que no está regulada y que suele ser lesiva para la empresa e injusta para el personal que sí se sujeta a los métodos establecidos, pero que resulta muy efectiva para aquellos que no tienen suficiente preparación profesional o que simplemente no tienen paciencia, se trata de “trepar”.

 

Actualmente la dinámica de sistemas en estructuras de jerarquía de poder en materia empresarial ya no es lineal, sino más bien de redes, es decir que como los jerarcas superiores no pueden estar 100% enterados de los detalles de operación en las jerarquías menores, deben buscar personal experto y confiable para obtener los mejores resultados bajo su supervisión, dicho personal asumirá las mismas responsabilidades y protegerá a la red toda vez que alguien falte, de tal forma que si hay una falla el sistema no se colapsará como “jenga” .

 

Este hecho implica ventajas y desventajas pues por un lado el trepador puede engañar a su incauto jefe acerca de su propio desempeño, pero por otra parte, si no dan resultados, también será notable, a menos que el jerarca en cuestión consienta en este mal desempeño no sólo soslayándolo sino encubriéndolo en su perjuicio y en perjuicio de la empresa.

 

Pero, ¿Por qué una persona que tiene una jerarquía superior admitiría en su perjuicio a un trepador o trepadora?

 

Comencemos por la etimología. Trepar deriva al español del deverbal francés Trainer: lo que se “arrastra” y también “al paso”, de esta palabra también deriva “tren”. Trepar significa subir ayudándose de manos y piernas por un lugar que no está diseñado para el ascenso, lo cual empata con su otra acepción: “Persona con pocos escrúpulos, que se vale de cualquier medio para prosperar, arribista.”

 

En efecto, para quienes quieran escalar en la pirámide de poder sin ganárselo profesionalmente, sólo podrán hacerlo trepando por los contornos, fisuras y deficiencias (lugares no diseñados para el ascenso) de la estructura jerárquica, que les permitan tener acceso a una esfera de poder que de otra manera les resulta inalcanzable, pues la manera tradicional de llegar es a partir de la experiencia y de la obtención de buenos resultados lo cual lleva su tiempo; por el contrario, este tipo de personalidades busca la comodidad y la seguridad de la simpatía que puedan generar en quienes tienen el poder de decisión en un sistema de jerarquías.

 

Precisamente la deficiencia del sistema tiene un nombre y se llama “Escalón”, presa de su propia inseguridad, quien tiene el poder de decidir declina su capacidad analítica por el sentimiento de simpatía hacia otra persona; deja de considerar como prioridades hechos reveladores acerca del desempeño profesional por “el buen momento “ que vive o cree que va a vivir con esta persona.

 

Para empezar, el principal elemento del análisis sistémico de una empresa es el Recurso Humano, y un mal manejo de las emociones humanas o nula inteligencia emocional en una jerarquía importante, es caldo de cultivo para la personalidad trepadora.

 

Perfil del Trepador.

 

Los trepadores suelen ser encantadores, la psicología en ellos se da natural y es de uso corriente, detectan las deficiencias en las personas que les rodean y tratan de subsanar con falsos argumentos, conductas y adulaciones las carencias emocionales de sus blancos.

 

Como se observa, la descripción planteada, coincide con las características de un sociópata, quien sufre de un transtorno psicológico y emocional que afecta sus relaciones sociales. Estas personas muestran un alto cociente de inteligencia interpersonal, aunque no necesariamente se muestran brillantes en otras áreas; son simpáticos y agradables, se muestran graciosos y divertidos, sus conversaciones entretienen y se proyectan relajados, lo cual hace que sus interlocutores tiendan a relajarse cuando ellos se hallan cerca; sin embargo tienen un lado oscuro, esta forma de ser en la cual se muestran socialmente brillantes no es una actitud constante, tiene un fin que consiste en obtener favores diversos de sus “amigos”, aún cuando esos favores impliquen un detrimento personal o resulten muy caros. En realidad están vacíos, no tienen nada auténtico que ofrecer.

 

Un sociópata es perfectamente capaz de leer a las personas e inferir que es lo que quieren, con base en esa información, dirigirán su conducta; como resultado generarán en sus blancos una simpatía que rebasará emocionalmente al incauto, anulando su capacidad analítica, y creándoles convicciones derivadas de esa sensación que generan, llegando incluso a ocasionarles conductas autodestructivas tales como menoscabo patrimonial o incluso el suicidio…

 

Ahora bien, los trepadores no son precisamente sociópatas pero sí comparten con ellos muchas de las características psico-emocionales, como el hecho de que no les importa destruir o corromper al sistema y a sus personas con tal de conseguir lo que quieren.

 

“¿Que es incorrecto?; ¿Que hago trampa?; ¿Que es injusto?; ¿Que no lo merezco?… so sorry, pero el que no tranza no avanza.”

 

Así piensa el trepador o la trepadora. Son encantadores para quienes tienen que serlo, con quienes no tienen ese cuidado, simplemente no les funciona la pantalla. Usan desde adulaciones hasta actos de comicidad que le roban sonrisas a sus blancos, desde regalos hasta excesivas atenciones, pueden ser caricias, intercambios sexuales o la promesa de ellos. El trepador compra, pero su inversión es mediocre, igual que su víctima…

 

Perfil del “Escalón”.    

 

Egocéntrico, inseguro, ávido de atención, soberbio, poco analítico, pusilánime siempre aunque sepa ocultarlo, usa aspavientos, fan de los desplantes de superioridad, trato poco refinado, complejo de inferioridad derivado de una profunda neurosis, trastornos de la personalidad que provocan angustia de ”ser”; son personas egoístas y no confían en sí mismos, sobre valoran el “reconocimiento social” y son vulnerables ante las adulaciones. Estas personas pueden se extrovertidas o no dependiendo de los estímulos del ambiente y suelen tener un alto cociente en otros sectores de la inteligencia aunque son socialmente torpes o lo fueron durante una etapa de su vida.

 

Si bien, cualquiera puede encuadrar en este perfil, lo cierto es que no cualquiera es un escalón, pues además de todo ello, deben estar en posibilidades de ofrecer una superficie para “trepar”, esto es que tienen que gozar de contactos o de una jerarquía fuente de oportunidades para el trepador que no tiene otra cosa que ofrecer a su “escalón”, que un paliativo a sus deficiencias emocionales.

 

El “Escalón”, por principio no sabe que lo es, usualmente, los trepadores no se revelan de entrada, primero buscan comprometer a su blanco con atenciones que desatan en su química corporal cantidades suficientes de endorfina que procuren una estabilidad emocional de buena disposición hacia ellos; sin embargo, con el tiempo el “Escalón” va tomando conciencia de su posición, del juego, de la intención de su “amigo” o “amiga”, pero eso no lo va hacer retroceder sobre sus pasos, no, ya es muy tarde, ya es adicto a los malos chistes, a las adulaciones, a los regalos, a los besos y las caricias, a la promesa de sexo o al sexo mismo, no va a declinar de su “Rémora”, de su derecho de “ser” aunque sea a costa de hipocresías y falsedades.

 

Llegado el momento, cuando es oficialmente un Escalón, cumplirá su función y será marginado por el trepador o por la trepadora, notará el cambio de actitud, disminuyen las atenciones y los chistes, las adulaciones casi de anulan, dejó de ser el ombligo del universo y eso coincide con algún otro evento en donde nuestro “alpinista” consigue aumentar su estatus y encuentra otro “Escalón” a quien prodigarle sus atenciones. La víctima se siente utilizada pero es muy infantil para actuar con sabiduría, negará su responsabilidad, tratará de proteger una dignidad que ya no existe porque renunció a ella cuando le dio la oportunidad a su rapaz de ser su ”amigo”.

 

Las personalidades de “Escalón” son los contornos, fisuras y deficiencias del sistema, son las superficies no diseñadas para el ascenso, por las cuales es propicio introducirse en la red de trabajo; sin sentido de justicia, sin objetividad y sin visión de proyectos, son un peligro para cualquier corporación, atentan contra el profesionalismo, la ética y la nobleza del trabajo.

 

Finalmente, el trabajo ennoblece, y nos desarrollamos y distinguimos a partir de nuestro desempeño, el ser humano es un Homo Faber, decía Carlos Marx, y yo le creo, el trabajo no es sólo el estatus, o el dinero, es la valiosísima oportunidad de autodescubrirse a partir del desarrollo de nuestras propias capacidades; no es un asunto de competencia, es más bien un asunto de evolución.  

 

Melina Aceves Ulibarri.

 

En el trabajo tienes la oportunidad de encontrarte a ti mismo. Tu propia realidad, para ti mismo, no para otros, que ningún otro hombre puede conocer.

Joseph Conrad

 

EGO

 

DEL EGO…

 

Ego significa "Yo", entendido como individuo, y es una expresión griega.

 

El Ego es una aportación del psiquiatra Simund Freud, también llamado el padre del psicoanálisis, Freud, estudio la psiquis o mente y la dividió en Id, Ego y Súper Ego. al respecto decía:

 

El ello: se refiere a impulsos, deseos, desbalances.

  • El Ego ó Yo: balance. Logra satisfacer las necesidades principales como el hambre, sueño, sed y se incluye sexo (dentro de parámetros sociales).
  • El super-yo: moral, consciencia, reglas sociales, lo que uno hace en su sociedad.

Como observas, el Ego viene a ser un mediador, es el aspecto de la mente que mide, que determina, que discierne y proyecta lo que juzga más conveniente con el objeto de lograr un balance entre el sentido moral y el sentido instintivo de la mente. 

 

En realidad, estos conceptos no son aceptados por los especialistas en general, para empezar porque no  se cree que la mente se divida sólo en estos tres aspectos, y en eso estamos de acuerdo; sin embargo, se ha tomado el concepto de Ego como la parte de la mente que proyecta la personalidad, y en eso coinciden incluso los textos budistas. Hasta aquí, el antecedente.

 

Ahora si no te has aburrido, permíteme decrite porqué el Ego es un problema que tiene que ser superado.

 

Verás, se considera que el Ego no es algo con lo que nacemos, sino algo que nos creamos con el objeto de cubrir la necesidad de adaptarnos al grupo social al que pertenecemos, en este entendido el Ego se afecta con la cultura y sus parámetros, de lo cual resulta que no sólo es el mediador, sino el represeor interno que dicta lo que "debe ser". En este orden de ideas, el Ego no sólo contiene a la personalidad, sino también a sus transtornos neuróticos, y no sólo los contiene, además los genera. Se podría decir que el Ego es el candado de la mente que además de reprimirnos, nos hace olvidar quiénes somos. Nuestras aspiraciones que al principio son muy nobles se ven trastocadas por la influencia del Ego que nos hace cambiarlas por espectativas materiales y vacías.

 

Te das cuenta?; es por eso que las personas quieren estudiar, no por aprender y ennoblecer su espíritu y su criterio, sino para obtener un título universitario, un certificado o una licencia que les permita emplearse para ganar dinero; el Ego redefine las características de lo que es aceptable y normal, en función de intereses que "alguien" (pudo ser el Estado o otra élite de poder…no lo sabemos), insertó en la mente, en esa parte que llamamos Ego.

 

Por esa razón se considera que un auto, una cuenta bancaria, la ropa, el ocio, el consumo de productos de X marca, hacen a la persona; y no es que la hagan propiamente, sino que le dan un estatus que la hace sentirse cómoda con su Ego, e incluso hacerse adicta a este sentimiento de revolución que causa un Ego cómodo en la química humana.

 

Esto es muy importante, una persona con transtornos en el Ego (léase más del 90% de la población mundial), será capaz de hacer cualquier cosa por satisfacer a ese tirano que lleva en la mente, a su Ego represor, que hace de la vida una tortura porque no somos lo suficintemente jóvenes, famosos, adinerados, lacios, chinos, delgados, fornidos, guapos, rubios, profesionales, y un largo etcétera.    

 

Porque estarás de acuerdo que en la TV te pueden vender basura, pero hasta ahí no hay ningún problema, el problema surge cuando son capaces de incertar toda esa basura en la mente de un receptor incauto, y la parte de la mente que compra todo es es precisamente…adivinaste: El Ego.

 

Ahora, un Ego con transtornos da lugar a una familia completa de problemas del Ego, y si no te has cansado, por favor sigue leyendo…

 

Egoismo. De la etimología griega Ego= Yo e ismo= sistema relativo a. El Egoismo es pues un sistema relativo al yo o fundado en el yo. Se dice que es egoísta quien decide, discierne y juzga siempre complaciendo su propio interés en forma desmedida, con nulo aprecio por los demás.

 

Egotismo. De la raíz griega titis: inflamación. Es la persona que sólo habla de sí misma, conoces algún Yo-Yo?

 

Egolatría. La raíz latros- latría, significa adorar, venerar. Te decía que es el narcisismo llevado a un límite en el cual la persona se adora a si misma porque se considera una especie de ídolo, situación que en su mente lo coloca encima del resto.

 

Egocentrismo. Céntrico, el centro. Dícese de la persona que entiende el mundo en función de sí misma, cree que es el centro de todo lo que ocurre a su alrededor, verás, las personas egocéntricas no necesariamente tienen alta estima de si mismas, es la típica persona que oye risas cerca y cree que se burlan de ella, me explico?, está convencida que es el origen y fundamento de las acciones del resto.

 

Uno de los principales transtornos de la personalidad o del Ego es la neurosis, la cual se deriva de las necesidades no satisfechas de un Ego enfermo, pero eso es arroz de otro costal.  

 

Como verás es muy difícil domar al Ego, nos motiva a hacer cosas que en otras circunstancias, si tuviéramos un criterio que no estuviera infectado de Ego, no haríamos.

 

Por esa razón es que algunas personas, consideran que en necesario destruir al Ego para poder experimentar la unidad, el altruismo, a Dios. Pero no me mal interpretes, esa es sólo una postura, también creo que es posible tener un Ego sano, aunque no todos coinciden conmigo, porque la represión nunca es sana, aún cuando muchas veces es necesaria.  

 

Si llegaste hasta aquí, será porque te tomaste el tiempo de leer mis ondas, lo cual agradezco desde el fondo de mi neurótico corazón.

 

"i’m gonna destroy my Ego"

Madonna. "Die another day" 

 

De por qué te amo…

Aunque no te conozca, aunque no me haya reído contigo, aunque no haya llorado contigo, aún cuando jamás te haya besado…quiero que sepas que te amo…con todo mi corazón.”

 

Vendeta.

 

Cuando pude entender el problema de la unidad, entonces dejó de ser un problema, hoy es la solución, una verdadera panacea. El universo entraña sus infinitos alcances desde su etimología: unidad, uno, absoluto.

 

Al principio, una explosión derivada de la entropía, ocasionó energía divergente, que formó astros y sistemas, estrellas, planetas, satélites que en coordinación perfecta, aún suspendidos en el vacío, son capaces de dar y recibir: luz, calor, atracción. De esa complementación generada a partir de la armonía del sistema que es el universo. Comenzó a darse la vida, siguiendo el fluir natural de la energía universal; y aquí estamos, aquí nos ha traído la evolución natural, para llegar a comprender que el infinito universo, con sus galaxias, sus hoyos negros, sus planetas, sus habitantes, tu que me lees y yo que golpeo este teclado, somos UNO.

 

Las dimensiones de tiempo, de espacio, ideologías, sus contradicciones y las religiones, las fronteras y nacionalidades, y todo aquello que parece abrir distancias entre nosotros es sólo eso, apariencia y nada más. Empata la ciencia con la religión coincidiendo en la conciencia de nuestra conexión, ya que aún siendo tan diversos pertenecemos al mismo universo.

 

Qué descubrimiento tan revelador hicieron Heisenberg, Schrôdinger y Pauli, cuando establecieron mediante la ciencia cuántica, como bien lo describe Ken Wilber que “…por inconcebible  que resulte a nuestra razón ordinaria, todos nosotros y todos los demás seres concientes en cuanto tales – estamos todos en todos. De modo que la vida que cada uno vive no es meramente una porción de la existencia total, sino que en cierto sentido es todo.(…) Esto es lo que como sabemos, expresa esa fórmula mística sagrada de los Brahmines, que es no obstante, tan clara y tan sencilla: Tat twan asi, eso eres tú. O también lo que significan expresiones como * -Yo estoy en el este y el oeste, yo estoy encima y debajo, yo soy el mundo entero.-*”

 

Es complicado de comprender, porque se nos ha enseñado a razonar analizando, y analizar es fragmentar el objeto para entenderlo desde sus partes, difícilmente lo vemos desde su unidad. Al todo lo entendemos como la suma de sus partes como si entre sus partes hubiera separación; en realidad, las partes pierden sentido cuando se les separa del todo, de tal forma que cada uno de los elementos que lo forman, no sólo se afecta de las consecuencias del resto, sino que vive las experiencias de cada elemento como una unidad. Es de este modo que se nos ha vendido la ilusión de la separación, la cual no existe dado que somos uno.

 

Resulta entonces que lo que mantiene unido a sus elementos es la armonía con la que se complementan entre ellos, que los hace funcionar de tal manera que el beneficio de uno transciende en el beneficio de la unidad completa, los elementos que no funcionan por falta de armonía terminan por destruir a todo el sistema, igual que un cáncer termina matando a una persona. La pregunta es: ¿cómo es que los elementos concientes de su relación en la unidad generan su tendencia hacia la armonía?.

 

La energía que mantiene cohesionado al universo es el amor, cuya esencia es la esencia divina, porque Dios es amor, y vive en ti. Explicar a Dios, no es posible, porque no es una idea racional no es un concepto ni un nombre, es, como diría Erick Fromm, una experiencia que tienes que vivir para terminar de interiorizar, para comprender que como lo pregona el Budismo, Dios vive en ti porque tu eres creación de Dios, eres la esencia del amor divino viviendo en una ilusión de requisitos y protocolos que te impiden evolucionar en medio de la neurosis de querer se aceptado en una sociedad que te hace creer que no cree en ti, que te hace creer que necesitas un título para ser alguien, que le da valor a las etiquetas vacías, que te hace olvidar que eres un ser luminoso, hermoso y valioso por encima de todo lo que pueden ver tus ojos en medio de una cultura comercial, porque eres el amor, eres creación divina y eres capaz de elevarte para vivirlo.

 

“Y si Dios es uno de nosotros, un extraño en el autobús”, decía Johan Osborn. Eso es muy complicado de comprender, pero insisto, racionalmente no es posible asimilarlo.

 

Te das cuenta como los problemas tienen ahora una dimensión distinta?, el miedo no tiene ningún fundamento, porque todo es una ilusión, nada de lo que existe en el universo puede dañarte, sino en la medida que tu mismo lo permitas, porque el diseño consiste en la complementación, los elementos no se contraponen, se complementan, cooperan entre ellos, incluso las acciones que parecen destructivas tienen una razón en este enorme sistema, de no ser así, tienden a anularse.

 

De llegar a entenderlo te darás cuenta de que la pérdida no existe, las personas no se pueden separar de ti porque son uno contigo, no importa que no te traten directamente, no importan las distancias, las diferencias, no debes temer las pérdidas, me uno al Maestro Yoda, el miedo a perder es el camino al lado oscuro, perder el trabajo, perder a la pareja, temer a la muerte; tu simplemente no puedes perder nada, tal vez te suena disparatado porque no lo vives pero comprende que todo es parte de la evolución, nada permanece inmóvil. Por ley universal, todo ciclo que se abre ha cerrarse; no tiene sentido temerle al cambio, quien insista en mantener todo inmutable llegará a su límite crítico y vivirá el irremediable cambio con resentimiento y desesperación.

 

Nos han adiestrado para que temer y sentir tristeza ante la muerte, pero incluso la muerte es parte de la evolución y la pérdida que genera es una gran mentira, las almas evolucionan y experimentan ese sentimiento de unión que da el ámbito espiritual siempre y cuando hayan superado su apego a la materia, así lo expresaba Albert Einstein cuando hablaba sobre un amigo fallecido: “Ahora ha partido de este extraño mundo, más allá de mí. Esto no significa nada. Gente como nosotros, que cree en la física, sabe distinguir que el pasado, presente y el futuro es solamente una ilusión, aunque persistente."

 

Lo mismo sucede con la pérdida de la pareja, la tristeza, el duelo, deben ser superados. El amor es una constante en el universo, no se termina, toma otras formas, te lo inspiran otras personas, pero no se agota jamás, es una cuestión de que te abras a él y lo recibas, que te hagas conciente de su existencia, en realidad el amor nos rodea.

 

Así, todo cambio es para bien, el universo siempre busca mantenerse en equilibrio, y tu y yo somos uno con él, no podemos evitar la evolución, pero podemos beneficiarnos de ella, siempre atraerás lo que es igual a ti, estás destinado a vivir entre tus equivalentes, cuanto mejor persona seas, atraerás sólo lo mejor para ti, sin limitaciones de edad, grado académico o estrato económico, comprende que la esencia divina que eres te da la tendencia a mejorar constantemente.

 

Será una cuestión de adiestrar la mente para comprender y sentir las profundas implicaciones de ser una unidad y no individuos fragmentados de ella, que el beneficio que reciban otros terminará beneficiándolo a uno mismo, que procurar la perfección y la salud en otros es asegurarla para uno mismo, porque siendo uno, entonces resulta imposible evadir las consecuencias de los actos del resto del todo. En esta inteligencia, resulta que todos estamos destinados a complementarnos, no a competir entre nosotros. No existen unos mejores que otros, no es mejor el agua que el aire, ambos son necesarios para la vida; así la tendencia debe ser hacia la armonía, dado que somos únicos e irrepetibles, deberemos buscar la armonía en una perfecta economía de relaciones donde todos obtengan ganancias.

 

Lo único que necesitamos es amor, decía John Lennon la conciencia de que en los niveles más elementales somos uno. Carl Sagan explicaba: “estamos hechos de hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, igual que las estrellas, estamos hechos de materia estelar”, y más profundamente de partículas cuánticas como todo lo que existe en el universo, con las mismas características de insustancialidad, imperdurablidad y mutabilidad. Entender que siendo una unidad enfrentaremos las consecuencias de todo el conjunto, somos responsables en esa medida de lo que provocamos y de lo que no provocamos pero nos toca enfrentar. Vivir la experiencia de nuestra conexión para amar a todos y a todo como a uno mismo porque al final eso somos justamente una unidad con un infinito de experiencias, que en ideologías, formas de vivir, maneras de existir, de hacer y de manifestarse, sin importar banderas, ni gustos, encima de tendencias y religiones, títulos o condiciones, somos Uno.

 

Me hace recordar a Jesús cuando dijo: “ama a tu prójimo como a ti mismo”, todo tiene ahora un único sentido, porque si tú hermano o hermana estás en mi, si yo estoy en ti, si tú y yo somos uno, uno con Dios, uno con el universo, la pregunta es : ¿Cómo no te voy a querer? Mejor todavía, me encanta pertenecerte, me fascina la idea de ser una unidad contigo, y eso me hace amarte todavía más, cómo explicar que no soy ajena a tus ideas, a aquello que te duele, a lo que te hace vibrar, cada vez que sientes, cada vez que lloras o que te ríes, estás sacudiendo al universo, y a todos los que habitamos en él, viviré las consecuencias de tus actos y tú vivirás las mías porque somos uno.

 

Melina Aceves Ulibarri.

“Un ser humano es parte de lo que nosotros llamamos universo, una parte limitada en el tiempo y espacio. +l experimenta consigo mismo, sus pensamientos, sus sentimientos como algo separado del resto… un tipo de ilusión óptica de su conciencia. Esta ilusión es una especie de prisión para nosotros, la cual nos restringe a nuestros deseos personales y afecto a algunas personas cercanas a nosotros. Nuestra tarea debe se liberarnos de esta prisión por medio de la ampliación de nuestro círculo de compasión, de abrazar toda criatura viviente y toda la belleza de la naturaleza”.

                                                                                                            Albert Einstein.

TEORÍA DEL COMPLOT

-Pero «gloria» no significa «un argumento 
que deja bien aplastado» - objetó Alicia. 
-Cuando yo uso una palabra -insistió 
Humpty Dumpty con un tono de voz 
más bien desdeñoso
-quiere decir lo que yo quiero 
que diga..., ni más ni menos. 
-La cuestión -insistió Alicia
-es si se puede hacer que las palabras 
signifiquen tantas cosas diferentes. 
-La cuestión -zanjó Humpty Dumpty
-es saber quién es el que manda..., eso es todo. 

 

Alicia a través del Espejo.

Lewis Carroll

 

De acuerdo a la teoría del complot, todo, absolutamente, tiene su fundamento en un paradigma que se creó con el único objeto de procurarle control a una clase política dominante, entendiendo por esta última, no necesariamente a los gobernantes, sino a una elite de personas que superan la supremacía económica, para dominar la política, dictando los parámetros culturales que ha de seguir una comunidad, controlando desde la estructura básica de su ideología, sus tradiciones, su moral y sus tendencias aspiracionales, asegurándose circunstancias de predicción más o menos confiables que les permite tomar decisiones sobre la dirección que aquella civilización ha de tomar, y procurándose la continuidad de dominio político en su más amplio significado.

 

Aquellos parámetros, son dictados de un grupo de élite, que sin embargo son introducidos a la mente inconsciente, de una manera tal que nos crea la convicción de que lo que queremos, o lo que creemos es “natural”, soslayando el hecho de que nuestras tendencias no son precisamente creación nuestra, sino el resultado de lo que aprendimos en la escuela, o en la casa, en nuestra más temprana infancia; valores etiquetados como éxito, amor, competencia, crean instituciones necrófilas como el matrimonio, la familia, el trabajo, o la profesión, no porque sean precisamente malas, sino por la obsesiva necesidad de requisitar esos parámetros aún a costa de la propia salud física y mental; pero ¿quién?, ¿quién se ocuparía de hacer un diseño tan perverso?, ¿porqué detener la evolución?.

 

Puede sonar disparatado, porque parece que todos esos “valores”, ocurren de manera natural en todas las familias, pero no es algo que se conozca a ciencia cierta, es decir, jamás se habla en realidad de lo que es ser exitoso, o de lo que es o debe ser una familia, de las implicaciones que lleva elegir mal una profesión, sólo se habla de que hay que casarse, hay que estudiar una carrera, hay que tener un trabajo, porque así debe ser, es lo normal, si quieres pertenecer al sistema deberás ajustarte a la norma; pero ¿por qué?, ¿quién nos ha dicho que debemos se exitosos?, qué es el éxito, ¿para qué?.

 

Puede ser cierto o no, pero considera que en realidad, el infante comienza a aprender desde que nace y se interesa por lo que ocurre a su alrededor, por aquello que puede observar, por la realidad que le “venden”, en un sistema de represión y castigos, crece con los mismos temores que sus padres, con las mismas tendencias y sus mismas manías, y las reproduce en la siguiente generación, creando tradiciones que se cristalizan en paradigmas que se mimetizan en el cotidiano modo de vida, y se pierden en la inconsciencia de los observadores, dejando de ser objetos de observación y convirtiéndose en conductas incuestionables y reiteradas. Esos son los hechos.

 

En principio el niño imita su entorno, entiende su ambiente como  una extensión suya, hasta que se percata de que los ambientes son algo en lo que hay que encajar, en realidad, la primera percepción del niño es correcta, todo es una extensión del ser, pero quién comenzó con toda esta obsesiva ideología sobre tener una familia o tener un trabajo, una pareja, o un producto?; para encajar, buscamos la aceptación, pero, en realidad son necesarios?, por supuesto, lo son, la respuesta es simple, pero no en los términos en los que lo conocemos, no es como nos han dicho. 

 

No está mal relacionarse en parejas con intenciones románticas, ni pretender tener una familia, ni ocuparse en un trabajo remunerador, o buscar reconocimiento, etc., pero es falso que la felicidad sea la suma de todo eso, una ocupación digna no tiene que ver con títulos universitarios, el matrimonio no es para todos sino para los que tienen la vocación; la obsesión sobre estos como otros conceptos no es natural, en lo absoluto, por supuesto tampoco es sana, es un distractor que nos impide hacernos un panorama general de lo que en realidad está ocurriendo, estos ejemplos permiten entender que no todo es lo que parece, pero sobre todo que aquello que nos venden como acontecimientos naturales y espontáneos, no lo son.

 

Una de las aplicaciones más populares sobre la teoría conspirativa es el consumo; para hacernos consumir más, se introducen mitos respecto de nuestras necesidades, es decir, primero, se incorpora una idea al inconsciente colectivo, es muy importante que forme parte de la ideología de todo el grupo o comunidad, así se asegura la reiteración del concepto y su confirmación, por ejemplo, se dice que las grandes corporaciones se encargan de patrocinar programas de T.V. que promuevan estilos de vida que impliquen el uso y consumo de determinados productos; ¿nunca te has preguntado porqué debes lavarte el cabello dos veces durante el baño?, a caso no es suficiente con hacerlo una sola vez?, eras muy joven cuando te enseñaron la técnica del shapoo, ¿cierto?; también nos dijeron que tenemos que alimentarnos tres veces al día, o hasta cinco, pero nuestra vida sedentaria no nos demanda tanta energía, luego, para qué comer tanto?, el problema es que nuestro organismo se acostumbra a comer en esas cantidades, modificar el hábito no será nada fácil, paradójicamente se promueve la apariencia física absurdamente delgada, creando otro distractor fundado en la angustia de ser; así, muchos actos de consumo desmedido, se llevan al cabo sin cuestionamientos, actos como la moda, el sistema de alimentación, etc., bien podrían ser parte de una conspiración para que las personas consuman más y enseñen a sus hijos a hacerlo en igual medida.

 

Pero no todo es marketing…o si?; el complot aplicado a la dinámica social ha sido motivo de profundos análisis, y se puede observar desde todos sus ámbitos, uno de ellos es la familia, porque nadie está contra la familia y su unión, pero quien dice que una familia unida debe fundarse en la monogamia?, piensa en esto: la necesidad de probar otras parejas en parte de tu instinto, finalmente eres un ser racional, luego, es tu decisión optar por ser fiel hasta que la muerte te separe de él o ella, entendiendo por ser fiel, no lo que en realidad significa (léase lealtad y apoyo legítimos), sino tener exclusividad sexual con ese alguien, aún cuando ya no quieras, lo cual es ilógico, y a pesar de ser patético, no observar esa norma necrófila se paga con culpa, con miedo, con resentimiento, neurosis y mucha tristeza, un precio muy caro por una norma que no sirve, porque si la norma realmente fuera funcional, créeme, no costaría trabajo cumplirla.

 

Otro ejemplo: Se dice que se siembra el odio interracial con el único propósito de poder justificar algunos actos que podrían tener su origen en intereses políticos o económicos, se busca en este contexto, el apoyo de todo el grupo y la confusión entre los interesados, un ejemplo de ello es el atentado ocurrido el once de septiembre en el World Trade Center, cuando las Torres Gemelas en Nueva York  cayeron a causa de unos avionazos, la versión oficial dice que fue un acto terrorista de origen extranjero, pero existen quienes apoyan la idea de que dicho atentado tuvo su autoría en el gobierno estadounidense, debido a que las cabezas respaldan una industria bélica que amenazaba con quebrar para la fecha en la que ocurrió el atentado y que recibió una inyección de capital cuando decidieron invadir medio oriente.

 

El terrorismo es un instrumento efectivo de la conspiración; el sembrar miedo general respecto a alguien o algo, suele tener una reacción generalizada de antagonismo, de tal forma que si se dice por ejemplo que el planeta está siendo consumido por falta de conciencia ecológica, lo cierto es que las medidas que se recomiendan, no son del todo la solución, por ejemplo el separar la basura en orgánica e inorgánica, o evitar quemar oxígeno con fogatas; todas esas medidas son benéficas, pero no impactan como lo haría por ejemplo que se detuviera la actividad de las corporaciones que sí contaminan, o que se prohibiera la venta de artículos que emiten gases contaminantes, pero la ideología comienza a modificarse bajo estos esquemas.

 

El complot, aplicado a la escasez de agua….nos dicen que hay escasez de agua potable, comienzan creando miedo del caos por venir, la conciencia de escasez es otro distractor, en realidad no hay tal, si no llega agua a alguna región es por un problema de distribución y de drenaje, sin embargo, la pregunta es que pretenden con esta publicidad, podría ser que alguien propicie primero tal escasez evitando que el agua se distribuya y luego se presente con la panacea a este problema y lo venda como una solución cara, pero eso sólo lo veremos a su tiempo porque por ahora necesitan primero afianzar bien el miedo general a la carencia de agua, y moldear una ideología toma tiempo.

 

Son múltiples las aplicaciones de la teoría conspirativa, la política gubernamental es uno de los ámbitos donde más se aplica pero sigue siendo sólo una teoría, finalmente el objeto de las conspiraciones es procurar el poder mediante la manipulación masiva de mentes demasiado ocupadas en observar la norma como para analizar quien se beneficia realmente con las tendencias ideológicas que tanto se publicitan.

 

Teoría o no, el costo real de estas aplicaciones es un retraso en la evolución por el apego a un paradigma impuesto por alguna razón desconocida, por un grupo desconocido, y que rige la conducta de toda una civilización de personas enfermas de neurosis, acostumbradas a las etiquetas y siempre dispuestas a etiquetar, que han dejado de cuestionarse el porqué de su miedo obsesivo a ser juzgados, con criterios nublados, por tendencias que no entienden pero que tampoco analizan, y se evitan el trabajo de pensar, porque siempre ha sido más fácil seguir al rebaño; la comodidad de lo que es seguro se garantiza cuando no se va contra corriente, un acto de disidencia, una provocación a pensar diferente es el indicio de un caos temible, y así se produce el miedo y la angustia, así se asegura el control del conspirador.

 

Dime entonces si no vale la pena mirar la realidad y analizarla, y una vez obtenida una conclusión, mirarla de nuevo para ver si la conclusión es diferente, y mirar una tercera o cuarta vez, después de todo esta es tu vida, y el derecho de decidir sobre ella es de ejercicio único e irrenunciable, si ha de venir el caos por eso, será porque el universo necesita ajustarse para hacer de ti un elemento nuevo y mejorado, si por eso ha de llegar el caos, bienvenido sea..no lo crees?

 

Melina.

 

“No veas lo que los demás quieren que veas…abre tu mente a las posibilidades.

Rey de Omashu.

(Avatar. The last air bender)

De la Atracción y sus Secretos

 

-¡Eso sí que no lo puedo creer! -exclamó Alicia. 
-¿Qué no lo puedes creer? 
-repitió la Reina con mucha pena; 
-prueba otra vez: respira hondo y cierra los ojos. 
Alicia rió de buena gana: -No vale la pena intentarlo
-dijo. -Nadie puede creer cosas que son imposibles. 

-Me parece evidente que no tienes mucha práctica

-replicó la Reina.

 

Alicia a través del Espejo. Lewis Carroll.

 

 

Desde que naciste, el universo o Dios o como te guste llamarlo, tuvo todo dispuesto para ti, te dotó con el magnífico don de materializar tus pensamientos, lo único que tenían que hacer tus padres era incluir en tu crianza los métodos para hacerte conciente de este hecho, pero ellos no tenían conocimiento de él, y todavía hoy, probablemente no lo sepan, eso es porque desde los albores de la humanidad lo han mantenido en secreto, aunque no lo es en realidad, porque siendo inherente a cada ser que tiene conciencia, se manifiesta en la intuición.

 

Los grandes maestros de metafísica que han transitado en esta tierra lo conocían y lo utilizaban, los avatares de la historia, vinieron al mundo para darlo a conocer, su objetivo es la evolución de nuestro espíritu en una nueva y mejorada especie, una especie más elevada que pueda procurarse todo por sí misma para enfocarse en avanzar espiritualmente sin distraerse en problemas materiales, como el dinero, la escasez, el rechazo, la discriminación, el hambre, a envidia, todos esos distractores son ilusiones que retrasan la evolución propiciando una terrible plaga que se arraiga en la mente y el corazón humano: la mediocridad.

 

La mediocridad, debe ser entendida como lo que es, un empeño por permanecer en la oscuridad de la propia creación; todos nacemos con ese impulso de seguir nuestros sueños, la infancia se vive con felicidad, lo niños son maravillosos, son seres de luz que aún no se han olvidado de cómo ser felices, son curiosos, son tiernos, tienen sueños, ilusiones, representan en sus juegos los universos de sus propia creación; y pensar que así fuimos todos hasta que nos mataron la creatividad, la emotividad y la idea de que la felicidad es una constante cuando nos metieron a la escuela y nos entrenaron para ser aceptados en un sistema de mediocres. En realidad, ya de niños practicábamos sin ser conscientes el maravilloso poder de la Ley de atracción.

 

Todas las personas que han trascendido con su pensamiento y con su trabajo las barreras del tiempo, alcanzando la inmortalidad por su obra, personas como Newton, Einstein, Emerson, Churchil, etc.; son personas tan inteligentes y trabajadoras como tú, no son poseedores de un gen mágico que los hizo más inteligentes que al promedio, ellos simplemente conocían y ejercían ese poder que siendo inherente a la mente humana poseemos todos, pero cuyo detalle y método de aplicación se ha mantenido oculto. 

 

¿Quién lo ha ocultado?; lo han ocultado aquellos que no han sabido comprender la ciencia y diseño del poder, aquellos que desean sentir en su puño a  multitudes oprimidas, aquellos que simplemente no comprenden las nefastas implicaciones que conlleva retrasar el proceso evolutivo.

 

Esta es la llave que abre la puerta que se interpone entre tus sueños más caros y tú, es la Ley de atracción o principio de mentalismo, por el cual cualquier cosa que pueda concebir tu mente, está destinada a manifestarse en tu realidad en el ámbito físico o material, por medio de tus sentimientos y de tus emociones.

 

Hermano, hermana, tú, que me estás leyendo ahora, quiero que sepas que no me lees por casualidad, las casualidades no existen, el diseño de tu persona tiene por objetivo la abundancia, la satisfacción, tu felicidad, a través del desarrollo de las actividades que te gustan, quienes hacen aquello que les apasiona, se enriquecen porque dan calidad en todo aquello que hacen con amor, esto no es una casualidad, así esta diseñado el universo, es esa la voluntad del absoluto.

 

He estudiado estos temas desde varios puntos de referencia, la ciencia, la religión, el arte, he estudiado igual de psiquiatría que de física cuántica, igual biología y genética que la ciencia del caos, conceptos de metafísica que de filosofía, y ninguno, ninguno se contrapone, todos son complementarios, embonan en correspondencia perfecta, como los engranes de un reloj, de este maravilloso sistema que es el universo, si te hablo ahora es porque tengo la certeza para decirte que el conocimiento que vas a descubrir es totalmente cierto, de entenderlo amigo mío, vivirás el milagro de ejercer el poder del creador al alcance de tu pensamiento.

 

La física cuántica es la ciencia que le da fundamento al espíritu; la ciencia y la religión, no son opuestas, se complementan, la religión nos enseña que Dios está en todas partes porque es TODO, el universo igualmente es TODO, eres tú, Dios está en ti, tu eres parte del universo y eres uno con él, es importante que entiendas esto porque es la razón de porque tienes el poder de Dios en ti, y cómo puedes ejercerlo.

 

¿Es difícil de creer no?, ¿Cómo pueden ser posibles todas esas cosas?, bueno, es posible explicarlo,  la mente humana y el universo tienen una analogía con tu mente y es perfecta, eso es porque somos uno, la unidad es otro principio, y “como es arriba es abajo”, podríamos armar ecuaciones matemáticas, desde instrumentos técnicos es posible llegar a la igualdad, a ti que te encanta medir, aquí esta tu medida del infinito. La teoría moderna de la evolución plantea que el siguiente paso evolutivo es a reproducir las hazañas que logran las partículas cuánticas en nuestro ámbito macro de la física en que tu y yo interactuamos; Cuáles hazañas?, la multidimensionalidad,  la manipulación del tiempo y del espacio, etc., todo con el poder de la mente; te acordaste de tus personajes de ficción verdad?, pues entérate, estas teorías están respaldadas por serias investigaciones que llevan muchos años estudiándose, no hay nada nuevo bajo el sol.

 

Sí, lo sé, tienes el ceño fruncido y estás a punto de suspirar; esta reacción es lógica; lo que te planteo, está en flagrante contradicción con todo lo que has aprendido TODA TU VIDA, pero te aseguro, sobre mi corazón que es completamente verídico, y quiero demostrártelo.

 

Cualquier cosa que pidas, cualquier cosa que quieres, cualquier cosa que tu mente pueda concebir, la puedes tener, lo que sea, dinero, salud, amor, belleza, prestigio, respeto; tendrás que entrenarte para pensar en ello y lograr que tus emociones vibren con esa idea, y la verás aparecer ante tus ojos sin importar la vía, olvídate del medio, olvídate del tiempo, maravíllate de tu magnificencia.

 

Difícil asimilarlo, lo sé, pero es cierto, busca allegarte de los elementos para crear tu convicción, cuando lo logres, sentirás en tus manos el poder del universo; tal vez es sólo como dice la Reina Blanca de Lewis Carroll: una cuestión de práctica.

 

Melina.

 

“Todo lo que somos es resultado de nuestros pensamientos.”

BUDHA.

 

EL CAOS DE LOLA Y LA CIENCIA DE LA TOTALIDAD.

 

Había leído y escuchado críticas desde hace mucho tiempo del largometraje titulado “Corre Lola, Corre”, pero fue hasta hace poco que despertó realmente mi curiosidad, cuando leí en una revista que enlistaba las veinticinco películas más sobrevaluadas de los últimos años, (valga aclarar que la revista es vieja), una crítica burda, hecha por una persona que no entendió la película para nada pero que al menos pescó superficialmente y a modo de sugerencia  el impacto constante y profundo de la ciencia de la totalidad en nuestras vidas.

 

Esa película plantea de forma interesante y didáctica la esencia de la ciencia del caos y su totalidad, no apta para un público de mentes comerciales pero de mensaje sencillo y fácil de apreciar incluso para aquellos que se incomodan porque Lola se la pasa corriendo toda la película en lugar de tomar un taxi o porque sienten que la animación incluida estuvo fuera de lugar.

 

El mensaje: la más pequeña variación de un sistema siempre tiene la tendencia a trascender en eventos colosales, afectando a todo el sistema; el argumento de la película es bueno, pero lo que la hace mejor que el promedio es, además de las cualidades que se esperan en el buen cine, la didáctica y sutil  forma de introducir al espectador a la ciencia del caos y la responsabilidad inconsciente pero ineludible que tenemos con el universo.

 

Es una película muy recomendable, pero hay algo que tienes que saber antes, para que cuando la veas no te pase lo que a los críticos y puedas entenderla y enriquecerte de ella:

 

La ciencia del caos. Para entender el caos es indispensable introducir la ciencia de la totalidad, según la cual el universo y todo lo que hay en él es una unidad, no es que todo sea lo mismo, no me malentiendas, es como los dedos de tu mano, forman una unidad con tu mano, aunque no es lo mismo el dedo oponible que el dedo índice, sin embargo son uno con tu mano.

 

En una unidad, cualquier alteración en uno de sus puntos tiene consecuencias en todo el sistema, es como un cubo de resortes, si mueves uno, vibra todo. Esta idea desvirtúa la tradicional definición de que el todo es la suma de sus  partes, pues si bien es posible analizar al todo dividiéndolo en partes, también es cierto que las partes no tienen sentido ni justificación si no están integradas en el todo, y el todo puede seguir existiendo con eficiencia, aún sin una de sus partes, aunque sería muy diferente; además, el todo es un sistema y de separarse en partes pierde sentido, luego, el todo y sus partes son uno, no una suma, no individualidades independientes, son un elemento, una unidad, un sistema interconectado, con vínculos, de configuración compleja, el sistema o el todo se define por sí mismo, el todo es una unidad y no la suma de sus partes.

 

Así es el universo, uno, contigo, conmigo, con las cosas, con el tiempo y con sus dimensiones, es sumamente complejo pero de entenderlo, entenderás cómo es que el aleteo de una mariposa en un punto del planeta produce una tormenta en su lado antípoda, si todo en su unidad está conectado, no hay evento que no reproduzca sus consecuencias en todo el sistema completo.

La pregunta sigue siendo: ¿cómo?, o sea sí, todo es una unidad pero ¿Cómo va la secuencia de eventos que lleva de el aleteo de un insecto a una tormenta?, la respuesta: cada detalle, por mínimo que parezca, es el inicio de una secuencia de eventos que lleva a otros más visibles, y de dimensiones gigantescas, que además reproducen sus consecuencias infinitamente.

 

En la dinámica de un sistema, cada evento va generando consecuencias, que a su vez generan otros eventos de distintas consecuencias, así, es comprensible que si se altera la cantidad de alimento que hay en un ecosistema, para una especie específica, terminen alterándose los ciclos de todas las especies que vivan en él, alterando la vegetación, alterando el clima, y generando caos: la turbulencia en la cual ninguno de los elementos se reconoce, generando circunstancias que dificultan su medida, y que hacen impredecible el resultado. La buena noticia es que el resultado siempre es positivo, el Caos, llega a modificar al sistema, cambiándolo, revolucionándolo, logrando algo nuevo y mejorado, digamos que pasado el periodo de Caos, el antiguo sistema desaparece para crear otro más eficiente, más benéfico, que es en esencia igual al sistema pasado pero definitivamente mejorado, el Caos es el umbral de la entrada a la evolución.

 

Al sobrevenir el caos, las opciones se abren en un orden de opción cuyas alternativas simplemente no tienen fin, de estas bifurcaciones, el sistema, no sus elementos, sino la unidad (lo que implica la unificación y cooperación de los elementos que componen al sistema), tomará la opción que más se amolde o coincida con sus tendencias, y así se construye la evolución de un todo mejorado y eficaz.

 

Los seres humanos, somos por naturaleza animales de cambio, pero hemos sido entrenados para preferir la comodidad de lo inmutable, el cambio genera estrés pero lleva a la renovación, y la rutina genera enfermedades, de insistir en los paradigmas que acostumbramos, el Caos sobreviene generando el cambio de forma dramática, pues nuestro destino es la evolución, y de no evolucionar armónicamente, sufriremos el cambio enfermos de neurosis, en lugar de vivir su renovación.

 

El cambio es incontenible, porque todo el sistema está en constante evolución, y nadie puede escapar de él, siendo como somos parte de la unidad, nos afectamos de todo lo que ocurre en ella.

 

Al respecto, se han elaborado numerosas teorías, desde la moderna teoría de la dinámica de sistemas, la nueva teoría de la evolución de los organismos vivos, el carácter fractal del proceso creativo, etc., todas ellas, empatan en la afirmación de que todos y todo forma parte de la unidad, y de que la más mínima variación en objetos, procedimientos, etc., son en esencia lo mismo, aunque matizados de tal forma que siendo semejantes producen consecuencias distintas.

 

Un ejemplo claro, es el movimiento de las placas tectónicas, sobre todo en el caso de las Fallas, podemos medir como una masa tectónica se mueve respecto de otra con la que tiene fricción y contacto un milímetro cada año, cada movimiento anual, es esencialmente igual al anterior, pero produce consecuencias distintas por que en cada desplazamiento logra acercarse más a un límite crítico de tal forma que al llegar a dicho límite, el siguiente movimiento de desplazamiento será radicalmente distinto de todos los anteriores, pues las masas se colapsarán, encimándose una sobre la otra, provocando una caótica turbulencia, que al concluir tendrá estabilidad en un nuevo orden.

 

La pregunta interesante es: qué fue lo que originó el primer movimiento de desplazamiento; contrario a lo que se pudiera suponer, el origen de esta larga cadena, pudo ser un evento ínfimo e imperceptible, cuyas consecuencias en la concatenación de hechos desembocan en eventos monumentales que a su vez producen consecuencias, y estas, otras consecuencias, en forma sucesiva hasta el infinito, afectando al sistema completo, o más correctamente dicho, al universo, pues estas consecuencias no son “lineales”, se vinculan a toda una red, por hacer una alegoría en la cual se comprende que todos los eventos acaecidos están directamente vinculados con los que están por ocurrir, influyendo a todas las dimensiones con las que se tiene contacto directo de manera inmediata, y en su tiempo afectado a los que se contactan de manera mediata, después los que se alcanzan a largo plazo, y así hasta el infinito.

 

Es increíble como todo adquiere una infinita importancia de repente, pero es así, y de hecho, ha sido desde el principio…

 

El principio, así es como algunos científicos comienzan a intuir a Dios, y como nos acercamos más a comprender menos su esencia.

 

De tal forma que no es lo mismo si haces que si no haces, si miras a la izquierda o a la derecha, si llegas a tiempo que si te tomas unos minutos, si miras de frente, que si evades la mirada, si sonríes que si no lo haces, y así todos los eventos que ocurran por minúsculos que parezcan, tendrán consecuencias colosales, lo que nos funda la idea de que los actos no se hacen, se perpetran, y queda testimonio de ellos en el universo, al cual influimos de forma permanente e ineludible, eso sí que da una idea de la responsabilidad.

 

Corre Lola Corre, es una entretenida forma de adentrarnos a la ciencia de la totalidad, y mejor aún, de reflexionar respecto de las posibilidades que se abren a partir de cada evento o decisión pequeña, pues el orden de opción es infinito, eso sí, hay que vigilar nuestras tendencias. Además tiene un magnífico mensaje, si miras bien que ocurre en la última alternativa que explora la película, donde Lola, mientras corre, a diferencia de los dos anteriores planteamientos, sale disparada sin haber resuelto el problema, sin saber a donde ir, mientras le pide a alguien ayuda, pide “una señal”, y entonces la cadena de actos ofrece un resultado totalmente diferente, pero ¿a quien le hablaba Lola?, incluso ese evento en su pensamiento hizo la diferencia.

 

Aunado a todo ello, y como dirían algunos críticos incómodos por esta forma de hacer cine: “Lola es bella y es bello verla correr”, finalmente es una manifestación de entretenimiento moderno que siendo parte del sistema lo altera todo y que por ejemplo a mi, me ha movido a escribir este post, y que te moverá a ti a pensar en el Caos y la totalidad, y eso, ya debe estar sacudiendo al universo.
 
Melina.