A veces me parece que

Me vuelvo uno de ellos

Uno de esos seres tristes

Que dan pena de sólo verlos

Siento que me invade su necrofilia

Su desconfianza, su desasosiego

Con ganas de ponerse a la defensiva

Contra todos, contra uno, contra ellos

Siento que me infecta su tristeza

Que me alcanza su fastidio

Me enferma su indiferencia

Que agoniza el corazón en el hastío

Sin cuidado de quien los rodea

Así son esos pequeños individuos

Y no es que yo quiera

Es que a veces siento parecido

Y quisiera tener todas las respuestas

Y por más que busco parece que he perdido

Pero no importa, aunque se cierre cada puerta,

Yo no soy como ellos, no voy a permitirlo

Aunque mis lágrimas no obedezcan

Aunque ellos me cierren el camino

Mientras siga habiendo luz en el plantea

Mientras tenga derecho a firmar mi destino

Mientras quepan locos, amantes y poetas

La vida sigue teniendo sentido

Aunque sienta que me entrampa la tristeza

Y tenga que pagarle con mi alma a esos perdidos

Aunque a veces me parezca,

La verdad es que no existe parecido,

No importa lo que sienta

Hay en mi algo distinto

Será que a veces no hay defensa

O que parece insuperable el desafío

Así sienta que me ahogo en la tristeza

Seguiré dando batalla mientras oiga mis latidos

Seguiré buscando la nobleza

De esos pobres hermanos míos

Daré la vida, esa es mi apuesta

Porque así lo he decidido.

 

Melina Aceves Ulibarri

Anuncios