No todo es lo que parece dice el viejísimo adagio que nos advierte sobre las apariencias; y es que las personas tienen la triste tendencia a simular, a aparentar, "¿¿¿por qué no podemos ser auténticos???" nos preguntamos cuando descubrimos que un hipócrita nos ha visto la cara, porque no es que no nos hayan visto la cara antes, es que cada vez que pasa, duele diferente, satanizamos a los falsos de corazón porque se la pasan haciéndonos creer algo que no es, pero la verdad es que no es tanto que las personas sean dolosas y nos engañen adrede por así decirlo, la verdad es que nunca lo había analizado pero, habiéndolo investigado un poquito me doy cuenta que no es que sean hipócritas de mala fe, es que no tienen alternativa, no saben lo que quieren, ni saben que son ni quien son, no entienden porque están ni a donde tienen que estar, y en suma no saben nada y se lavan las manos de todo porque cómo van a ser responsables de algo que les es desconocido, suena raro no?, pero piénsalo, mira, no saben que onda con el matrimonio, a estas personas les hicieron creer que para allá vamos todos, que si no te casas eres un fracasado, un solterón o una solterona, luego, las personas se unen libremente pero les gustaría casarse algún día, aunque lo nieguen, pero ¿por qué?, no es un secreto que así como se casan se divorcian pero aún así quieren casarse, se prefieren divorciadas a quedadas, no saben que onda, ni quieren saber que el compromiso de casarse implica una sólida base que comienza con la cosciencia de tener que dejar de ser hijos de familia para convertirse en adultos responsables de todo, sólo quieren la boda, el reconocimiento, dejar de pagar hoteles, no tienen la conscienncia de que los hoteles son mucho más baratos que la vida en matrimonio, se casan y descubren que han sido víctimas de un fraude de haberlo sabido no se casan y luego??, tanto argüende fue gratis??, noooooo, no fue gratis, fué el resultado de años de ignorancia sobre la esencia de las personas, de los ritos del sistema, de sí mismos, no es que sean hipócritas, es que no saben ser auténticos, satanizan los instintos, dicen que los instintos deben desaparecer con la evolución y que los seres evolucionados son más fieles, y se llenan la boca de fidelidad con la bragueta encendida de infidelidad reprimida de instintos naturales que un día salen entre llantos y culpas y remordimiento, del cual no son responsables, responsable es su pareja que no satisface, responsables los amantes que seducen, el sistema, ellos no, ellos son víctimas de todos, ya me explico???, otro ejemplo: los títulos profesionales, vinieron a relevar a lo nobiliarios no???, y la gente cree que tiene que estudiar una carrera, cuál???, la que sea, para qué???, PARA SER ALGUIEN, que risa, o sea que mientras son nadie, patético, pero cierto, dejan trunca la carrera o la terminan, pero no la ejercen, ó, la ejercen mediocremente, se convierten en pseudo profesionales mercenarios, que sólo quieren estafar clientes no les interesa ayudar personas, ni desarrollarse profesionalmente, sólo desean que la retórica les de para marear incautos y vivir de eso; uno piensa: que poca!!!, verdad??, pero mira analízalo, no los estoy justificando, pero desde pequeños les vendieron la idea de que tienen que estudiar algo, lo que sea, y habiendo tantas carreras eligen Derecho (ouch), Medicina, Contaduría, Arquitectura, Filosofía o Administración de empresas, o cualquier ingeniería X, no saben que la variedad de carreras es extensa, ni la estudian en serio, tan es así, que no investigan si el mercado necesita profesionales de esos ramos, si se saturaron o qué, nada, les vale; nadie les dio orientación vocacional, ni saben que es eso, es una materia en la que te ponían a leer libros o a ver videos, exámenes de aptitud, que te decían lo que has sabido siempre que en matemáticas no das una y que en química pasas de panzazo, o al revés, de repente se inscriben, si pasaron ya la hicieron y si no, hacen mitin en rectoría o se inscriben en el UNITEC, (ja, bueno, acéptenlo así pasa), pero la verdad es que no hicieron nada, y un día, de repente, dejan de estudiar, o terminan para dedicarse a algo que no tiene que ver con la carrera pero que tampoco les gusta….me lleva….; y es que no saben, no sabemos que onda, sólo están ahí reproduciendo arquetipos, paradigmas, son inconscientes de su hipocresía, la sospechan pero se sienten víctimas, no son felices, les gusta “desconectarse”, según ellos para alivianar el estrés, pero sólo imagina que triste vida llevan que necesitan “desconectarse”, están confesando su neurosis, y no se dan cuenta, ellos creen que así está bien, el matrimonio, la carrera, la familia!!!!, éste paradigma es mi favorito, pero ya te hablaré de él otro día, hoy, sé que Maquiavelo tenía razón con eso de la hipocresía, en una sociedad neurótica la necesitamos y no es que las personas sean dolosas es que nada es lo que parece.
Anuncios